Los abogados de oficio nunca mueren

Hay una vieja canción de soldados que dice “Los viejos soldados nunca mueren…” (Old soldiers never die…) y se hizo extremadamente popular cuando el General Douglas McArthur la citó en su discurso de despedida. Pero no hay en ella nada de glorioso… o quizá sí.

La canción, cantada en el frente de Madrid por la Brigada Lincoln, cuenta cómo la comida era tan mala y tan escasa que los soldados iban adelgazando poco a poco hasta que, simplemente, se esfumaban.

El estado y las Comunidades Autónomas pagan tarde y mal a los abogados de oficio y se me ha ocurrido que quizá nuestros gobernantes quieran acabar con ellos de la misma forma que acababan los soldados de la Brigada Lincoln. Por eso me ha venido a la memoria esta canción: Old lawyers never die, they just fade away… fade away…

Si quieres escucharla: