La abogacía desnuda

Me escribe la pasada noche un amigo y me cuenta por whatsapp que, tras 22 años de ejercicio profesional, una compañera de despacho tira la toalla y abandona la abogacía para buscarse la vida en mejores campos.

Siento que una buena parte de la abogacía española vive al límite y que se defiende, con la espalda contra la pared, de las puñaladas que le van dando los sucesivos gobiernos. Abandonada por quienes deberían defenderla un cierto fatalismo se ha instalado en ella y flota en el ambiente.

Y vienen malos tiempos.

Los efectos de la crisis económica derivada de las medidas tomadas por USA y UE durante la pandemia son, para la abogacía, imprevisibles pero, en ningún caso, buenos; ocurre, sin embargo, que a estas alturas, muchos ya no estamos en condiciones de ser otra cosa que lo que somos o que, para una vida que tenemos, no queremos dedicarla a nada distinto de lo que hemos elegido.

Cuando baja la marea se sabe quién está nadando desnudo y la marea, desgraciadamente, está bajando y muchos podemos quedar con nuestras vergüenzas a la vista.

Quienes han ejercido este oficio en los 80-90 del siglo pasado están en condiciones de percibir la decadencia del mismo, cómo todos los grupos de presión interesados han ido deteriorando el mercado de servicios jurídicos y como la abogacía —y no digamos la procura— han sido sistemáticamente los chivos expiatorios que enviar al desierto, todo ello mientras sus respectivos representantes se cuelgan cruces y medallas en medio de siempre buenas y amables relaciones con los que mandan.

Pero no voy a amargarme el día, porque al igual que cuando baja la marea se sabe quien nada desnudo, también son famosos los versitos aquellos del Conde de Romanones…

—Al Conde de Romanones
le llega el agua
hasta las rodillas…

— Oiga, eso no rima.

—Espere usted a que suba la marea.

Y quizá algún día, antes temprano que tarde, subirá la marea y estaremos hasta donde hace tiempo deberíamos estar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s