Don Nadie, las Doñas Nadies y las ayudas del gobierno.

Sánchez Castejón repite obsesivamente que no se va a dejar a «Nadie» atrás y, mientras escucho su letanía disfrazada de discurso, pienso en la abogada que me ha llamado esta mañana a las ocho: madre, con dos hijos a a los que ha de cuidar ella sola en exclusiva, con el despacho en su casa y que, a pulmón, ha tirado para adelante como sólo saben hacer las madres estos últimos y duros once años. Pienso también en mi amigo Manolo, abogado, casado y compartiendo despacho con una abogada y con tres hijos que comen como limas nuevas. Los niños son listos y estudian y el padre y la madre, desde 2008, van con lo justo para agonizar tratando de cubrir gastos… Y pienso en ellos y en muchos, muchos más.

Pues bien, hoy, Pedro Sánchez, mientras trataba de estirarse y componer un trampantojo de pose de estadista, afirmaba gravemente que nadie quedaría sin el auxilio del estado, que todos y todas recibirían ayuda y que «Nadie» iba a quedar atrás.

Y efectivamente han sido los «Nadies», los Don Nadie y las Doñas Nadies de España los que han quedado atrás; mas de 400 mil profesionales mutualistas entre los que se cuentan más de 200 mil abogados, abogadas, procuradores y procuradoras.

Sí, mi amigo Manolo, es uno de esos Don Nadie, su mujer una Doña Nadie, mi amiga madre con dos hijos menores a cambio, es otra Doña Nadie y así hasta 200 mil Don Nadies y Doñas Nadies. Y me llevan los diablos.

Bueno, sí pasan.

Me llevan los diablos porque 400 mil personas son demasiadas personas para dejarlas abandonadas como si nada, como si nadie; y, sin embargo, los Don Nadie y las Doñas Nadies nunca pasan por el cerebro del presidente.

Bueno, sí pasan.

Sí pasan, en cambio, para decretar que son profesión esencial y deben jugarse la vida llegado el caso sin darles protección de ninguna especie; para que los delegados del gobierno, nombrados por el preboste con positura de hombre de estado, se nieguen a lo que la ley permite y les impidan a estos Don Nadies prestar teleasistencia, exigiendo presencialidad cuando no les proveen de nada que mínimamente les proteja.

Para exigirles que se jueguen la vida los Don Nadie y las Doñas Nadies sí existen. Para ayudarles en alg entonces ya no existen: son menos que Nadie.

Me llevan los diablos. Sé que el presidente conoce la situación en que están los abogados y abogadas de España y sé que la decisión de marginarlos de cualquier ayuda no es imprudente, sino deliberada, y me llevan los diablos.

Presidente, escúcheme, quizá no sea usted capaz de entender esto, pero le aseguro que la abogacía va a seguir aquí cuando usted se vaya y le aseguro que jamás vamos a olvidar a las compañeras y compañeros cuyas vidas e ilusiones va a destrozar usted y su gobierno, le aseguro que no les vamos a olvidar, y tampoco le olvidaremos a usted y le recordaremos siempre.

Con oprobio.

PD. Va por todas las compañeras y compañeros que todos los días cumplen con su deber y sacan adelante a sus familias. Va, por todos esos que, a juicio de un gobierno, no merecen ayuda alguna y son nadie.

2 comentarios en “Don Nadie, las Doñas Nadies y las ayudas del gobierno.

  1. El problema está en que la legislación de los colegios de abogados defienden intereses pero no derechos laborales como trabajadores autónomos o ppor cuenta ajena, y que para los sindicatos los profesionales no existen como trabajadores. En mi opinión, la Asociación se queda corta para estos objetivos porque la ley le da un margen de maniobra muy estrecho, en mi opinión quizás la solución pase por la Fundación de un sindicato, de trabajadores-profesionales, y cuyas secciones irían por profesiones concretas (médicos, abogados, arquitectos, etc.) lo que posibilitaría una capacidad de maniobra mucho mayor en todos los sentidos, quizás incluso superando a los propios colegios profesionales en la defensa de los intereses de los abogados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s