Una eñe galáctica

Hará unos 10 años, todavía algunos debatían en Europa la conveniencia de eliminar la letra «ñ» de los teclados informáticos, para “estandarizarlos” decían. Los Estados Unidos, en cambio, han tenido que estandarizar la «ñ» en sus sistemas gracias a la enorme población hispanohablante que habita ese país (58 millones de personas, más que en España) y, sobre todo, debido al empuje de personas como esta que ven en la imagen: Serena Auñón. Hija del médico cubano Jorge Auñón, Serena ha mantenido la «ñ» —y la tilde— en su apellido familiar que, además, ha decidido no perder, como es habitual en los USA, en favor del de su marido (Mr. Chancellor); de hecho, en la mayor parte de la ropa de trabajo de Serena, sólo figura su muy alcarreño apellido: «Auñón».

Serena Auñón es ingeniero y en estos momentos orbita la Tierra a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) realizando experimentos médicos para un mejor tratamiento del cáncer.

Es, si mis datos no fallan, la primera «Ñ» que alcanza el espacio exterior. Gracias por todo Serena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s