Visibilizar

Visibilizar es palabra de moda. Ahora, cuando un colectivo o asociación organizan una protesta o manifestación, el término que se utiliza es visibilizar —y me parece bien— porque ese es el objetivo, poner a la vista de todos, gobernantes incluidos, la existencia de un problema.

El Consejo General de la Abogacía Española destina aproximadamente un millón de euros anuales que pagan todos los colegiados y colegiadas de España (véanse por ejemplo las cuentas de 2015) a una partida denominada «comunicación» que, se supone que entre otras cosas, debiera servir para «visibilizar» los problemas y las actividades de los abogados y abogadas.

Uno, por tanto, esperaría que, cuando muchos abogados y abogadas de toda España protestan por la situación del turno de oficio o por la imposible conciliación profesional y familiar, ese departamento de «comunicación» comunicase algo al respecto. Uno, esperaría, que —pagado por todos los colegiados— informase sobre la actividad de todos los colegiados y no sólamente sobre la de unos pocos escogidos.

El 19 de abril de este año se produjo la movilización de abogados más numerosa de la historia de España con toda probabilidad; tal movilización volvió a repetirse el 22 de mayo y ese departamento de «comunicación» que nos cuesta un millón de euros a los abogados de España no fue capaz de escribir ni un solo tuit sobre ello. Su silencio ominoso, aunque no me sorprende a estas alturas, es quizá la mejor ilustración de cómo funcionan algunas cosas en la abogacía española.

Cuento todo esto porque ayer un grupo de compañeros y compañeras decididas y audaces visibilizaron una vez más en Castellón los problemas de la justicia gratuita en España aprovechando la reunión que el Presidente del Gobierno de España y el President de la Generalitat Valenciana mantenían en dicha ciudad. Con extremada rapidez se reunió un grupo de compañeros y compañeras que desplegaron en el lugar de la reunión una pancarta denunciando los impagos de la Generalitat, pancarta que fue vista no solo por los antes aludidos presidentes, sino por el numeroso público allí congregado y hoy por la audiencia de muchos medios de comunicación.

Un recorte de la prensa de hoy

La acción de estos compañeros y compañeras no ha costado un euro a nadie salvo a ellos mismos. Con la decisión, la astucia, el esfuerzo y hasta el dinero de unos pocos se ha visibilizado un problema que es de todos. No sé qué les parecerá a ustedes, a mí me parece algo magnífico.

Sin embargo, leo hoy las cuentas de tuíter del Consejo General de la Abogacía Española y de su presidenta (cuentas de «community manager» y equipo de comunicación) y sus tuits se dedican a recomendar lecturas para el verano o informar de determinados actos sociales pero no veo que hablen de lo ocurrido ayer en la capital de La Plana.

Y al igual que pienso que en Castellón el esfuerzo y el dinero de unos pocos sirvieron para visibilizar un problema de todos me da la sensación de que, por lo visto hasta ahora, con el dinero que todos pagamos al Consejo tan solo se «visibilizan» unos pocos.

«Política de comunicación» creo que le llaman.

Un comentario en “Visibilizar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s